5 cosas a guardarse ante una mujer en tratamiento de infertilidad

Pregnant woman and her husband holding hands on tummy in heart s

Cuando una mujer se enfrenta a problemas de fertilidad, puede llegar a sentirse muy sola. Es entonces cuando más necesita el apoyo y la comprensión de sus seres queridos, familia y amigos. Necesita palabras amables para afrontar su tratamiento de infertilidad, pero  a veces una buena intención no tiene los resultados previstos.

Te presentamos cinco consejos de qué no decir a una mujer que está intentando quedarse embarazada.

“El momento en el que dejas de intentarlo, te quedarás embarazada”

Tu intención es aliviar la ansiedad de tu pareja, y aportarle una dosis de optimismo. Pero decirle que se relaje no va a surgir efecto. Para una mujer con pánico sobre su capacidad para tener un hijo, una orden para que “se calme” puede sonar simple e insensible. La infertilidad es una condición médica, y adoptar una actitud despreocupada no va a remediar la situación. Una mejor manera de demostrar tu apoyo es preguntarle sobre su tratamiento de fertilidad, y hacerle saber que estás a su disposición para ella cuando necesite hablar.

“Simplemente sé que pronto serás madre”

Esto puede ser especialmente tentador de decir cuando tu amiga está en mitad de un ciclo de fecundación in vitro. Pero prometer la maternidad no es apropiado cuando no hay garantías. De hecho, dependiendo de varios factores, realmente hay menos de un 50% de probabilidades de que el primer ciclo resulte exitoso. En lugar de ilusionarla demasiado pronto, hazle saber que estás pensando en ella diciendo algo como “te estoy mandando pensamientos fértiles para apoyarte”.

“¿Por qué simplemente no adoptas?”

“Recuerda, vivimos en la era de la información, así que tu pareja sabe que la adopción es una opción”. Quizás ella ya haya renunciado. O quizás el perfil no se adapte a los requisitos (adoptar es más difícil de lo que puedas pensar). Abordar el tema de una manera abrupta puede hacer que tu pareja sienta que dudes de sus posibilidades. Dicho esto, si ya habéis hablado del tema en profundidad, puedes gentilmente preguntar: “¿la adopción es algo que podría interesarte/en lo que podrías estar interesada?”

“¡No te quedes embarazada de octollizos!”

Una broma sobre embarazo múltiple no es la mejor manera de sacarle una sonrisa a tu mujer. Ella fácilmente habrá pasado infinidad de horas pensando en cuantos embriones habrán transferido durante su proceso de fecundación in vitro. Es una decisión complicada que envuelve varios factores, incluyendo el riesgo de complicaciones en los partos múltiples. Mientras una broma no es lo más adecuado, ella quizás valore la oportunidad de hablar de ello. Te sugerimos: “He oído que es difícil decidir cuantos embriones transferir. ¿Has pensado en qué número es el adecuado?

“¿No va siendo hora de renunciar?”

Si ves que el camino de la fecundación in vitro te agota, tanto física como emocionalmente, quizá te preguntes si vale la pena. Pero esa es una decisión que pertenece sólo a tu mujer. Muchos de los primeros ciclos de FIV fallan, y a menudo nos proporcionan información valiosa para aumentar la probabilidad de éxito en un segundo ciclo. Lo mejor que puedes hacer por tu mujer es apoyarla, en cada paso de su camino.

En vez de preguntarle si está lista para tirar la toalla, dile “¿cuál crees que será el próximo paso?”

Deja tu comentario

Debes estar conectado para dejar un comentario.
Share This
Contacto

¿Cuando te llamamos?

Quiero:

Acepto Condiciones legales