Amigas e infertilidad: esa difícil conversación

Amigas e infertilidad

Hasta que te diagnosticaron tu infertilidad, nunca le habías escondido nada a tu amiga del alma. No eres la única. Hay hermanas que han asistido al mismo centro de reproducción asistida y jamás se lo han contado la una a la otra, incluso tras el parto. No es fácil.

Si a diferencia de lo que pasa en tu entorno, no consigues quedarte embarazada, es normal que te sientas aislada. Puede que sea inevitable notar cierta lejanía con los amigos que sí han tenido hijos fácilmente. Tampoco es sorprendente no estar siempre cómoda rodeada de colegas de trabajo, amigas o familiares que están embarazadas

Lo mejor es empezar por entender que estos sentimientos son una respuesta natural. Cuando quieres tener un bebé, sientes que tus amistades cambian cuando las personas de tu círculo empiezan a quedarse en estado. Es probable que sus prioridades e intereses varíen y que ya no estés tan cerca como creías de personas cuyas vidas han cambiado de una manera en la que la tuya no lo ha hecho. Pasa incluso entre las hermanas más unidas.

Esto no quiere decir que tu amistad se haya perdido. Pero a menudo es más duro tratar con parejas que van a tener un bebé que con amigos que ya son padres.

Ten siempre presente que no estás sola. Comparte tu experiencia o busca apoyo para descubrir que no lo estás.

Hablar te puede ayudar

Un efecto muy positivo, sin embargo, puede ser hablar de tu situación. Esta muy bien buscar información en Internet, compartir dudas en los foros.  Pero no hay nada mejor que una conversación íntima con alguien a quien sientes cercano. Si eres capaz de hacerlo, encontrarás a otras personas que compartirán sus experiencias contigo. Muchas de ellas te sorprenderán, ya que gente que creías interesada en tener hijos o centrada en sus carreras se encuentran en tratamiento de fecundación in vitro. O puede que haya familiares de más edad que te cuenten cosas sobre historias de embarazos infructuosos de los que no sabías nada.

Crear relaciones y entablar amistad con personas que saben de qué les hablas puede ser de mucha ayuda. Conversar con un profesional también es una gran idea. En CRA Sagrada Familia creamos el Departamento del Bienestar con este propósito, Psicológicos experimentados en cuestiones de fertilidad están más que familiarizados con los problemas de aislamiento que surgen de estos casos, lo que puede ofrecerte apoyo. Puede que pienses que no necesitas el acompañamiento emocional que te ofrecemos No obstante, nunca es una mala idea reunir toda la ayuda que tengas a tu disposición para reconfortarte.

Amistad y fertilidad

Las nuevas amistades no tienen que limitarse necesariamente a tus círculos. Puedes unirte a un grupo de apoyo o a un foro en Internet sobre fertilidad. Incluso si crees que los tratamientos es algo que no va contigo, puedes salir adelante y conseguir resultados muy positivos por el mero hecho de hacer contactos y compartir experiencias.

Es normal, por tanto, que te sientas sola a veces durante el viaje a la maternidad. Recuerda que hay millones de personas en el mundo que afrontan problemas de fertilidad y probablemente se sienten aisladas. Te encuentres donde te encuentres, puedes dedicarles un pensamiento afectivo y sentirte animada con los mensajes de apoyo de otras personas a miles de kilómetros de distancia.

¿Por qué no compartir este artículo en tu muro del Facebook? Quizás así esa amiga, o familiar entenderá que necesitas hablar del tema. Atrévete, eres más fuerte de lo que te imaginas.

Port Relacionados

Deja tu comentario

Debes estar conectado para dejar un comentario.
Share This
Contacto

¿Cuando te llamamos?

Quiero:

Acepto Condiciones legales