Así afrontan los hombres su infertilidad

infertilidad masculia

En muchas ocasiones se consideran los problemas de fertilidad como “cosas de mujeres”. Sabemos que alrededor de 1 de cada 3 casos de infertilidad es por causa del varón. Sin embargo, la información que aparece en los medios como en internet se sigue enfocando sobre todo en la mujer. La infertilidad masculina sigue dentro del armario. Hoy la sacamos al exterior. 

Los problemas de fertilidad pueden afectar a ambos miembros de la pareja. Los hombres y las mujeres llevan sus emociones de manera muy diferente cuando se hacen las pruebas médicas y el tratamiento. Las mujeres suelen hablar más de ello, quizás lo hablen de forma abierta con el profesional o en un chat, o incluso que lloren al compartirlo con una amiga.

Los hombres no muestran sus sentimientos tan a menudo. De hecho, en los foros sobre fertilidad que hay en Internet, raramente la usan los hombres.

Ponle buena cara al asunto

Algunos hombres piensan que deben mantenerse fuertes cuando se encuentran frente a cualquier adversidad. Ver a su pareja preocupada puede ser algo muy difícil de llevar. Los hombres son reacios a liberar sus emociones si piensan que tienen que proteger a sus parejas. Hacerse el fuerte en las pruebas médicas y el tratamiento no es fácil. Máximo cuando es posible que los hombres experimenten el mismo problema emocional que sus parejas, aunque no lo digan.

Los  hombres a menudo no muestran sus emociones. Ello lleva a pensar a las mujeres que ellos no  están tan agobiadas. Pero eso no necesariamente cierto. Un estudio publicado por la Universidad de Keele, en Reino Unido, detectó que suele haber más presión sobre las mujeres para tener niños, pero que los hombres se sienten más aislados, tristes, deprimidos y enfadados cuando no pueden tener hijos.

Pensar que ellos tienen la culpa

Los hombres pueden tener sentimientos complicados cuando hay un factor masculino en la infertilidad, debido al estigma que rodea este problema  médico. Sin embargo,  esto no tiene ningún sentido. En una pareja que esté siguiendo un tratamiento de fertilidad,  puede aparecer igualmente un sentimiento de culpa por el hecho de que la mujer tenga que pasar también por el tratamiento. El hombre puede sentirse mal y eso puede ser motivo de que se mantenga en silencio  sobre el tema.

Puede que además se sientan culpable por el hecho de que ella podría haberse quedado embarazada de forma más sencilla si hubiera estado con otro hombre . Es importante recordar, entonces, que el problema de fertilidad no es culpa de ninguno de los dos miembros. Es una condición médica y no algo de lo que uno se tenga que sentir responsable. No debería haber ningún sentimiento de culpa.

La comunicación es la clave

Para superar los desafíos que se presentan es imprescindible hacerlo juntos. Nunca hay que dejar de hablar y expresar los sentimientos. Es importante ser honestos y abiertos sobre las emociones y sentimientos ligados a esta situación. Esto permitirá que ambos miembros podáis marcar la diferencia. Aceptar que cada uno lo va a sentir de manera diferente es parte del proceso. Un tratamiento de reproducción asistida no conlleva un efecto negativo en la relación de pareja. De hecho, el vínculo entre vosotros puede salir fortalecido.

Port Relacionados

Deja tu comentario

Debes estar conectado para dejar un comentario.
Share This
Contacto

¿Cuando te llamamos?

Quiero:

Acepto Condiciones legales