¿Qué significa un bebé concebido con “tres padres”?

bebé con tres padresA finales del 2016, los medios se llenaron de titulares que hablaban del nacimiento de un bebé concebido con tres padres en una clínica de Nueva York.  La madre del bebé había perdido a sus dos primeros hijos por culpa de una enfermedad rara, el síndrome de Leigh, una dolencia mortal que afecta el sistema nervioso en desarrollo. Los genes de la enfermedad están presentes en el ADN de la madre aunque ella esta sana, y por eso la pareja recurrió a esta técnica pionera para tener a su hijo.  Pero, ¿qué significa un bebé concebido con “tres padres”?

Se trata de una técnica de reproducción asistida para pacientes jóvenes con fracasos continuados en tratamientos de reproducción asistida y para prevenir la transmisión de las enfermedades de origen mitocondrial. Esta técnica sustituye una parte de las mitocondrias de la paciente por las provinientes del óvulo de una donante sana. De este modo, se trata de una variación de la ovodonación, donde sólo se dona parte del material genético, no todo el óvulo. De forma que el futuro bebé tiene el ADN de su madre y padre y una pequeña cantidad de código genético de la donante.

Así es la técnica de los tres padres

La futura madre, la paciente, aporta toda la información genética necesaria, junto con el padre, como en la reproducción natural. Este material genético se almacena en el núcleo de todas las células del cuerpo humano. La donante aporta el material genético suplementario que no dejará ningún rasgo físico o mental aparente pero que es importante para el funcionamiento correcto de todas las células del cuerpo humano. El DNA correspondiente no está presente en el núcleo de células sino en el citoplasma.

La técnica de los tres padrescombina el ADN de los dos progenitores con la mitocondria sana de una donante mujer. De ahí el nombre popular de los tres padres. Aunque, de hecho, sería más correcto hablar de 2,002 padres, ya que solo casi el 0,2% (en concreto, el 0,18%) del ADN de la donante pasa al embrión y, aunque sí se transmite a generaciones posteriores, no afecta a características esenciales del individuo. También los órganos trasplantados convencionalmente contienen ADN del donante, y no se mezclan sus características genéticas con las del receptor de una manera relevante.

Algunas personas sufren mutaciones del DNA mitocondrial. Las mitocondrias son pequeñas orgánulas celulares, del tamaño de una bacteria, que funcionan como centrales energéticas de las células. Cada una de ellas contienen su propio material genético necesario para su funcionamiento. En algunos individuos este material puede estar dañado. Se conocen unas 150 mutaciones del DNA mitocondrial que acaban en enfermedades de distinto tipo. Se transmiten a la próxima generación exclusivamente por la madre, mediante el óvulo, ya que el padre sólo aporta al embrión, de manera durable, el material genético nuclear, mediante el espermatozoide. Hoy en día las anomalías del DNA mitocondrial se pueden detectar mediante técnicas de genética molecular.

Fuente: El País

La sustitución mitocondrial se puede hacer de 2 maneras: mediante una inyección del citoplasma del óvulo de una donante en el óvulo de la paciente. O mediante una transferencia del núcleo del óvulo de la paciente en el óvulo, previamente enucleado de una donante. En ambos casos el óvulo reconstruido se fecunda inyectando un espermatozoide del padre.

Casos previos con éxito

En Estados Unidos hay hoy en día más de 40 niños concebidos con esta técnica, aunque ésta esta prohibida y los médicos la realizan en centros de reproducción asistida mexicanos. En México no existe legislación que regule la clonación ni la reproducción asistida. La Ley General de Salud de México no contempla las técnicas de fecundación in vitro.

En febrero del 2017, la Cámara de los Comunes británica aprobó  una legislación que autorizaba esta técnica de reproducción asistida. Reino Unido se convertía así en el primer país que da luz verde a los llamados bebés de tres padres, lo que se espera que ayude a cerca de 150 parejas que cada año pierden a sus bebés por enfermedades raras mitocondriales.

En España un centro de reproducción asistida andaluz envió el 27 de marzo toda la documentación necesaria a la Junta de Andalucía para tener el OK. La bióloga de la Universidad de Granada, la doctora Carmen Mendoza, junto con el médico francés el doctor Jan Tesarik, han contribuido de una manera decisiva al desarrollo de la técnica de transferencia nuclear utilizada por los neoyorquinos.

Por el momento, los centros de reproducción asistida españoles podemos ofrecer un exhaustivo análisis de transmisión de enfermedades genéticas, el mismo que realizamos a los y las donantes de óvulos y semen. En el caso de ser portadores de enfermedades genéticas graves, la donación de óvulos o semen es el camino más rápido y seguro de conseguir el nacimiento y crecimiento de un bebé sano.

 

 

Deja tu comentario

Debes estar conectado para dejar un comentario.
Share This
Contacto

¿Cuando te llamamos?

Quiero:

Acepto Condiciones legales