Obesidad e infertilidad

obesidad y fertilidad

La obesidad no solo es un grave problema para la salud, también afecta negativamente a nuestra fertilidad y por tanto, disminuye las posibilidades de lograr un embarazo, tanto de forma natural como a través de la reproducción asistida. Es una de las causas de infertilidad primaria y afecta por igual tanto a mujeres como a hombres.

En las mujeres induce alteraciones hormonales determinantes para el buen funcionamiento de los ovarios. Mientras que en los hombres la obesidad hace que tengan menos cantidad de espermatozoides y que estos tengan menos movilidad.

La pérdida de tan solo un 5% del exceso de peso corporal puede ser suficiente para ayudar a mejorar la fertilidad. Según estudios realizados en este sentido, una mujer obesa (IMC mayor de 30) que quiere someterse a un procedimiento de reproducción asistida debería reducir su IMC a niveles considerados como saludables.

Obesidad y fertilidad femenina

Las mujeres obesas suelen sufrir altos niveles de estrógenos que ocasionan un mayor riesgo de aborto, menor probabilidad de éxito en los tratamientos de reproducción asistida, síndrome de ovarios poliquísticos y desorden de los niveles hormonales.

El síndrome de ovarios poliquísticos es una de las mayores causas de anovulación – falta de ovulación – en las mujeres. Sus síntomas como la menstruación irregular, ovarios agrandados con múltiples folículos de pequeño tamaño y el exceso de hormonas androgénicas afectan negativamente la fertilidad femenina.

El hipotiroidismo, caracterizada por una producción hormonal anormal, provoca un aumento de peso, que a su vez también provoca que los periodos menstruales sean irregulares y en ocasiones puede interrumpir e incluso hacer desaparecer la ovulación.

Las mujeres que presentan obesidad también poseen mayores cantidades de estrógenos que las mujeres con un peso equilibrado. Los estrógenos juegan un rol fundamental en numerosas funciones orgánicas. No obstante, cuando hay exceso de estrógenos en su sistema, el mismo podría atacar su sistema reproductivo hasta llegar a desequilibrarlo, provocando infertilidad.  Incluso en las mujeres que se quedan embarazada, el exceso de estrógenos podría incrementar sus probabilidades de sufrir un aborto espontáneo.

La obesidad también afecta negativamente a los tratamientos de reproducción asistida  La hiperestimulación ovárica que se debe realizar para la obtención de óvulos está directamente relacionado con el peso de la mujer, por lo que en casos con obesidad mórbida la dosis de hormonas que se debe administrar aumenta significativamente y, con ello, también los posibles efectos adversos, como el síndrome de hiperestimulación ovárica.

Obesidad y fertilidad masculina

El exceso de peso corporal en el hombre puede provocar una reducción del recuento espermático o disminuir la actividad espermática. De hecho, el exceso de peso puede reducir el recuento y concentración de espermatozoides en una muestra de semen en aproximadamente un 21,6%, y en caso de obesidad morbida hasta un 23,9%.

Por todo ello, si tú o tu pareja tenéis un problema de obesidad y deseáis iniciar un tratamiento de reproducción asistida, ponemos a vuestra disposición nuestro equipo de endocrinos y nutricionistas para reducir el peso  y así mejorar las posibilidades de éxito de embarazo. En el caso de la obesidad femenina, es imprescindible una reeducación de los hábitos de alimentación así como la práctica regular de ejercicio, de lo contrario, al conseguir el embarazo, se incrementaran los riesgos de complicaciones en el embarazo asociados al sobrepeso.

 

Related Posts

Deja tu comentario

Debes estar conectado para dejar un comentario.
Share This
Contacto



Quan et truquem?    

Vull:    



He llegit i accepto les Condicions d'ús