Cuando buscas tu bebé y te hacen tía

te haen tia

Cuando tu hermana o tu cuñada anuncia que va a tener un hijo y que,  vas a convertirte en tía, debería ser un momento feliz en tu vida. Sin embargo, cuando estás intentando quedarte embarazada, quizás te resulte complicado disfrutar de esta experiencia. Hablamos de la situación, no te sientas mal.

Encajar el anuncio del embarazo

Tus sentimientos al enterarte de la noticia del embarazo dependen de tu situación cuando buscas un niño. Puede ser difícil si quien se ha quedado embarazada es tu hermana pequeña, si tu hermana tenía ya hijos o si ella ha expresado dudas sobre crear una familia. La situación puede ser peor si se ha quedado embarazada sin esfuerzo, a lo mejor entre el primer y segundo mes de intentarlo. Ya no digamos si el embarazo llega cuando no lo estaba buscando, cuando tú llevas meses intentándolo.

La manera en que te enteras también puede afectarte. Cuando otros miembros de la familia conocen tu situación y te lo dicen rápido, no será lo mismo que cuando todo el mundo lo sabe y tú acabas de enterarte.

Lo más estresante puede ser cuando no le has contado a tu familia que llevas tiempo intentando quedarte embarazada. Ellos podrían empezar a preguntarte cuándo vas a darles la buena noticia. En ocasiones, ésta puede ser una gran oportunidad para abordar la conversación sobre tus dificultades para concebir, si bien la noticia del embarazo te haga sentir más vulnerable. Piensa que las personas no pueden ser prudentes si tú no le has dicho qué te pasa.

Cómo superar los primeros días

No puedes impedir que se produzca el embarazo de tu hermana o cuñada. Tu familia seguramente estará revolucionada. No te resulta fácil reaccionar como las demás personas a las novedades. No te culpes por eso. Es normal tener sentimientos encontrados en una situación así. Sabes que debes estar feliz por esas personas, pero tus reacciones pueden tener más celos y rabia que otra cosa. Si puedes aceptarlo como una reacción natural y no como algo que te avergüenza, te ayudará.

Piensa que durante los primeros días la noticia será difícil de asimilar. Para muchas mujeres, los embarazos de los demás son difíciles de digerir, más que el contacto con los niños. Cuando tienes a una sobrina o sobrino con el que puedes tener una relación, las cosas son diferentes.

Mira al futuro

Ocurra lo que ocurra en el camino a la maternidad, sin que importe cómo te conviertas en madre, el papel de tía también es muy especial. Puede ser muy gratificante para ti. Aunque tu primera respuesta emocional no sea del todo positiva, eso no quiere decir que no le puedas tomar cariño a tu sobrino o sobrina cuando nazca.

No olvides que las mujeres que no tienen niños pueden ser las mejores tías. Tienen tiempo para sus sobrinos y pueden ser grandes amigas. Esto es algo que puedes desear y disfrutar.

Deja tu comentario

Debes estar conectado para dejar un comentario.
Share This
Contacto

¿Cuando te llamamos?

Quiero:

Acepto Condiciones legales