¿Cuanto influye la genética del donante?

La carga genética. Cuántas dudas y miedos levanta, especialmente, por el miedo que se tiene a que usando gametos de donantes, el bebé no se parezca a los padres. Cualquiera de nuestros investigadores os hablaría de Epigenética, de cómo influye el útero materno en la gestación del embrión, pero nosotros queremos deciros que la genética es caprichosa y el parecido, muy relativo, que nunca sabes a quién se parecerá ni cómo será ese niño.

Un estudio de la Universidad de Carolina del Norte apunta que los rostros de las personas cada vez se parecen más. Se llegó a esta conclusión tras estudiar más de 200 cráneos españoles y portugueses de los últimos cuatro siglos. Una de las causas sería la nutrición, cada vez mejor y más parecida. No sabemos qué comerán las inglesas Morgan Bowden e Imogen Rawe, pero son como dos gotas de agua. Se conocieron con ocho años yendo a la misma escuela.

Y si no, mirad el trabajo de  François Brunelle. Este fotógrafo  viaja por el mundo buscando a personas a las que no les une ningún parentesco, absolutos desconocidos, pero que podrían ser gemelos. Os invitamos a ver el trabajo fotogràfico completo porque hay casos realmente espectaculares.

Inició el proyecto en el año 2000 y lleva 180 parejas fotografiadas. Lo dara por finalizado cuando alcance las 200, sólo entonces organizará una exposición internacional y editará un libro con todas las imágenes. Aunque muchos de los participantes son canadienses (el fotógrafo vive y trabaja en Montreal), se ha trasladado también a otros países para acudir a la llamada de quienes lo han reclamado por Internet: “He estado en los EE UU, Francia, Inglaterra, Holanda, Suiza, Alemania, Portugal… Tuve una sesión de fotos planeada en Madrid, pero se canceló en el último minuto”, declara como animando a los sosias españoles.

Señoras rubias, hombres de cuarenta y tantos años que se parecen en todo menos en la elección del vestuario, niñas preadolescentes, hombres que a pesar de llevarse 15 años de diferencia exhiben su parecido de modo atemporal… Los modelos pueden ser de edades e incluso de sexos diferentes. Además de los rasgos más evidentes, muchos comparten la mirada, un gesto sutil, el peinado o la actitud ante el objetivo. Brunelle los fotografía en blanco y negro, con una expresión similar y abrazándose como si fueran amigos o familia. Él les da instrucciones para que vengan vestidos de una manera similar y algunos incluso se ponen de acuerdo para llevar el mismo atuendo.

En el proceso de búsqueda, Brunelle ha encontrado a tres dobles suyos. A veces un amigo común descubre el parecido, otros comparten lugar de trabajo, se conocen por casualidad como encontrándose en un espejo. El propio fotógrafo, en su incansable búsqueda de sosias, también ha provocado que varios de ellos se conozcan. A la pregunta de si ha probado a buscar dobles de sí mismo, responde exclamando: “¡Ya he encontrado tres!”.

En su experiencia el fotógrafo ha dado con personas que ni siquiera hablaban el mismo idioma (“dos hombres de Montreal, uno de ancestros franceses y otro de origen inglés y del este de Europa”), parejas de sosias que se sentían unidas conforme avanzaba la sesión de fotos… Brunelle quiere con su complejo proyecto hacer un llamamiento a la concordia, minimizar las diferencias y resaltar las similitudes entre los seres humanos “más allá de los prejuicios, porque somos todos de la misma familia”.

Port Relacionados

Deja tu comentario

Debes estar conectado para dejar un comentario.
Share This
Contacto

¿Cuando te llamamos?

Quiero:

Acepto Condiciones legales