Inseminación artificial: el día después

¿Y ahora qué? ¿Tengo que hacer descanso?

Las preguntas más comunes que nos hacéis tras la primera inseminación artificial.

La inseminación artificial es el tratamiento de reproducción asistida más sencillo, no produce molestias ni tampoco requiere el uso de anestesia. Una vez se hayan depositado los espermatozoides en el fondo uterino, os recomendamos permanecer recostadas y relajadas durante unos 20 o 30 minutos.  Una vez fuera del centro, volver a hacer vida normal.

Principales recomendaciones tras un  tratamiento de inseminación artificial

  • Prohibida la vertical, no porque sea perjudicial, sino porque si ayudase a la concepción, seria la primera posición en que os pondríamos nada más realizar la inseminación.
  • Busca el equilibrio emocional y la calma. Evitar el estrés y la ansiedad. Sabemos que es muy difícil, pero conviene no obsesionarse. Busca actividades que te distraigan, que te aporten felicidad.
  • No viajes la noche después del tratamiento
  • Haz vida normal, ves a trabajar, camina, no realices deportes intensos y evita aumentar de forma excesiva de peso.
  • Mantén una dieta sana y equilibrada, evita el alcohol y las bebidas con cafeína, incluso el té, pues tiene teína.

Síntomas tras la inseminación artificial

Tras realizar la inseminación artificial pueden aparecer efectos secundarios o diferentes síntomas propios del embarazo. Algunos de los síntomas más frecuentes tras el tratamiento son:

  • Hinchazón y dolor en el vientre
  • Molestias en el útero
  • Piernas hinchadas
  • Dolor de espalda y dolor en el abdomen
  • Tensión mamaria moderada
  • Cansancio o malestar generalizado

Ante estas molestias y síntomas es conveniente no alarmarse, ya que es algo normal. Los nervios o una mala posición en la camilla durante el proceso de inseminación artificial pueden provocar dolor muscular en diversas zonas. Por otra parte, la cánula que se utiliza para la inseminación artificial puede provocar dolores o irritaciones en las paredes uterinas. Además, la medicación suministrada para la hiperestimulación ovárica también puede producir efectos secundarios y generar malestar. Y sobretodo, no te olvides de la progesterona.

Si tras el tratamiento, tienes cualquier duda o molestia, no dudes en llamarnos: 93 51 17 100

Port Relacionados

Deja tu comentario

Debes estar conectado para dejar un comentario.
Share This
Contacto

¿Cuando te llamamos?

Quiero:

Acepto Condiciones legales