La donación de óvulos: cuestiones legales

donacion de ovulos

España se encuentra en la primera posición del mundo en donación de óvulos, ya que cada vez hay más mujeres que quieren ayudar a parejas con dificultades de fertilidad para conseguir su objetivo de ser padres. Te explicamos los temas legales que comporta una donación de óvulos.

El tratamiento para donación de óvulos constituye un proceso que muchas veces puede resultar largo y para el que es necesario cumplir algunos requisitos. De este modo, los donantes de óvulos deben cumplir entre 18 y 35 años, poseer un buen estado de salud, tanto en lo físico como en lo psíquico y no tener antecedentes familiares ni personales con enfermedades genéticas.

Pasan por una revisión ginecológica gratuitamente y se les hace un estudio analítico completo. La donante tiene que firmar un contrato con la clínica donde vaya a hacer la donación, en la que conste que acepte los aspectos legales que están involucrados con el proceso.

Un aspecto muy importante que hay que tener en cuenta en la donación es que ésta no tendrá un carácter comercial. La compensación económica que se consigue se fija solamente para compensar las molestias físicas, permisos laborales, gastos de transporte y demás percances que puedan derivarse del tratamiento.

En Cataluña se suelen seguir las recomendaciones del Comité Consultivo de Bioética de Cataluña a este respecto. En ninguno de los casos puede suponer un incentivo económico para hacer una donación. Por este motivo, los centros autorizados para hacer la donación de óvulos jamás pueden hacer publicidad que fomente la donación apoyándose en compensaciones económicas, ya que pensemos que la donación puede hacerse de manera desinteresada.

Anonimato y voluntariedad

Según la Ley 14/2006, el procedimiento para donación de óvulos en España es voluntario, altruista y anónimo. Esto implica que la donante debe ir de manera libre a la clínica para hacer el tratamiento, sin estar coaccionada por ninguna persona. Su identidad no se va revelar a la mujer que reciba sus óvulos, ni tampoco a su pareja, ni a su futuro niño, del mismo modo que no se va a dar a conocer la identidad de la receptora de óvulos a la donante. La decisión de donar óvulos ha de ser de forma desinteresada.

Los datos de identidad de la donante se guardan de manera estricta en el banco de datos del centro en el que se realiza el procedimiento.

Tanto la mujer receptora como los hijos que nazcan de dichos óvulos donados tienen derecho a conseguir información general de las donantes, pero sin incluir su identidad. Pueden conocer características físicas. La mujer que recibe los óvulos sabe que la donante cumple determinadas características: color del pelo, raza, color de los ojos, color de la piel, complexión general.

La clínica en la que se hace el procedimiento hace entrega de un informe, donde se constatan algunos datos de la donante, como la edad o el grupo sanguíneo. Estos datos tienen relevancia durante el control o seguimiento del embarazo y los pueden necesitar los profesionales que se hagan cargo de éste.

Port Relacionados

Deja tu comentario

Debes estar conectado para dejar un comentario.
Share This
Contacto

¿Cuando te llamamos?

Quiero:

Acepto Condiciones legales