La soja, aliada contra la infertilidad por BPA

Desde el año 2014, se conocen alrededor de 100 estudios epidemiológicos que relacionan el BPA con problemas de salud, lo que incluye también trastornos reproductivos, de acuerdo con la Sociedad de Endocrinología.

Cuando hablamos del bisfenol A (BPA), nos referimos a un químico que se halla en una gran variedad de envases de alimentos. Esto incluye las botellas de plástico de policarbonato y los forros. El BPA puede imitar el estrógeno, una de las dos hormonas sexuales que encontramos en las mujeres,  provocando disfunciones reproductivas..

Según el doctor Jorge E. Chavarro, de la Escuela TH Chan de Salud Pública de Harvard,  una investigación con ratones  reveló que las dietas ricas en soja pueden proteger contra problemas relacionados con la salud reproductiva y asociados a la exposición al BPA. Sin embargo se desconoce todavía  por qué la soja produce este efecto en los seres humanos.

Los científicos examinaron la relación entre la dieta, la exposición a BPA y el éxito de las tasas en un total de 239 mujeres que participaron en al menos una FIV (Fertilización In Vitro) en el Centro de Fertilidad General del Hospital de Massachusetts entre los años 2007 y 2012. Las mujeres formaron parte del estudio EARTH (Environment and Reproductive Health”, realizado para analizar el papel de los factores ambientales y la nutrición en la fertilidad.

El impacto del BPA en las mujeres que toman soja

Se han analizado muestras de orina de las participantes, con una edad comprendida entre 19 y 45 años, para medir así la exposición al BPA. Se llevó a cabo un cuestionario sobre el estilo de vida que tenía en cuenta preguntas como la frecuencia con la que comen los alimentos a base de soja. Entre los participantes, 176 tomaban alimentos de soja.

De las mujeres que no toman soja, las que tienen mayores niveles de BPA en la orina presentan menores tasas de implantación del embrión, menos embarazos en los que el feto podía llegar a verse en una ecografía y menos número de nacidos vivos en mujeres con bajos niveles de BPA en sus cuerpos. Comparativamente, las concentraciones de BPA no alcanzaron el impacto en los resultados de FIV en mujeres que consumen soja habitualmente.

Se recomienda que las mujeres que están intentando quedarse embarazadas reduzcan su exposición al BPA. Los resultados dan a entender que la dieta puede modificar los riesgos de la exposición al BPA, un producto químico que es imposible de evitar por completo dado su uso generalizado.

 

Deja tu comentario

Debes estar conectado para dejar un comentario.
Share This
Contacto

¿Cuando te llamamos?

Quiero:

Acepto Condiciones legales