Prepárate para tu primer tratamiento de reproducción asistida

Si vas a empezar un tratamiento de reproducción asistida, seguramente quieres hacer todo lo necesario para estar bien preparada. No hay secretos mágicos que garanticen el éxito del tratamiento, pero por supuesto que hacer todo lo posible para estar serena, tanto en lo emocional como en lo físico, ayuda.

Preparación física

Estar sana y en forma te ayudará a conseguir resultados beneficiosos. Es muy importante asegurarse de seguir una dieta saludable cuando tu objetivo es quedarte embarazada. Esto tiene mucho que ver con comer de forma equilibrada y no tanto con hacer dietas milagro. Mantener el peso adecuado te ayudará a ampliar tus probabilidades de éxito.

Debes limitar la cafeína y reducir el consumo de alcohol. Ahora bien, tomar un pequeño vaso de vino o una taza de café no significa que tu tratamiento no vaya a ser adecuado. Consulta con tu médico sobre cualquier medicación que estés tomando, tanto si se trata de una prescripción médica o de un fármaco sin receta.

Debes también asegurarte de dormir bien, aunque esto puede ser complicado si estás muy nerviosa por lo que vas a comenzar. Te ayudará si te vas a la cama con un libro algo más temprano, y evitas tomar té o café antes de dormir.

Preparación emocional

Los altibajos emocionales son los que pueden hacer más complicado seguir el tratamiento de fertilidad. Es bueno hablar con un psicólogo o terapeuta profesional, en nuestro Departamento de Bienestar encontrarás una voz amiga y con experiencia. Otra opción es que consideres unirte a algún grupo de apoyo.

El ejercicio regular puede hacer la diferencia en tu bienestar, si bien quizás no deseas someterte a un régimen de ejercicio extremo cuando vayas a hacer el tratamiento. Haz actividades simples, como nadar o caminar, lo que te ayudará tanto física como mentalmente.

Puede que quieras probar algunas técnicas de relajación. Existen muchos libros y vídeos muy útiles para hacer sesiones de mindfulness, relajación o meditación. Esto no es válido para todo el mundo, así que no hay que preocuparse si no continúas con ello. Hay personas que lo encuentran muy útil.

Encontrar algo que te ayude a sentirte mejor.

Si existen terapias complementarias que te atraen, puede ser una buena ocasión para reservar algunas sesiones que te ayuden a relajarte. Lo importante es que te encuentres mejor, ya sea haciendo reflexología, aromaterapia, masaje,  o cualquier otra opción. Algo de apoyo psicológico en las sesiones de estas terapias te ayudará a expresar cómo te sientes sin sentirte juzgada y con alguien ajeno a tus amigos y familiares.

Deja tu comentario

Debes estar conectado para dejar un comentario.
Share This
Contacto

¿Cuando te llamamos?

Quiero:

Acepto Condiciones legales