Beta negativa: ¿vuelvo a intentarlo en seguida ?

¿Seguir o descansar tras una beta negativa? La eterna pregunta.

Tras el primer negativo, decides continuar enseguida. Tienes prisa, te matan las ganas de ser madre. Ante el segundo, te desilusionas, pero continuas. Pero en el tercero llegan las dudas: ¿soy yo? ¿es el centro? ¿pido una segunda opinión? ¿hago más pruebas? ¿a quién hago caso?

Pues sinceramente, a ti misma y a tu pareja.

Puedes ir a mil y un foros, puedes preguntar a un psicólogo, a un terapeuta, puedes buscar en Internet historias parecidas a la tuya.

Habrá personas a las que un descanso les va muy bien para coger fuerzas, estar despejada y volver a centrarse en su vida. Verás como otras muchas encadenan un tratamiento con otro porque los tiempos de espera “las matan”.

Pacientes que según les viene la regla, ya tienen todo el protocolo del siguiente intento en su correo electrónico.

Tú te conoces mejor que nadie; piensa en como te encuentras y revisa estas preguntas:

  • ¿Cómo me siento?
  • ¿Por qué quiero seguir?
  • ¿Puedo esperar unas semanas?
  • ¿Me siento capaz de ilusionarme con un nuevo tratamiento?
  • ¿Confío en el médico?
  • ¿Quiero acabar con esto cuanto antes?
  • ¿Estoy en un buen estado físico?
  • ¿Cuánto influye el tema económico?

Ahora mismo, como mínimo debes darte unos días para reflexionar.

Recuerda: para continuar, párate y respira.

Deja tu comentario

Debes estar conectado para dejar un comentario.
Share This
Contacto

¿Cuando te llamamos?

Quiero:

Acepto Condiciones legales