Causas del aborto espontáneo

causas del aborto espontáneo

Uno de cada cinco embarazos no prospera, uno de cada cuatro si la mujer tiene más de 35 años. Así de cruda es la realidad, y pocas mujeres lo explican. Un aborto espontáneo  es una de las experiencias más duras por las que se puede pasar. Se rompen las ilusiones, y nace el miedo a hacer preguntas por el temor a las respuestas.

El aborto llega en el momento más dulce, cuando hemos conseguido un positivo. Es muy duro, no vale la pena maquillarlo. Pero no es el fin. El azar es un factor determinante en la mayoría de las mujeres que sufren un primer aborto, pero preguntarse “¿por qué?, ¿por qué a mi? y sobretodo el temor a “¿puede volver a suceder?” necesitan una respuesta, más que de amigos o familia, de un médico, para tener alguna certeza.

Las causas del aborto espontáneo

El azar es, por tanto, un factor determinante en la mayoría de las mujeres que sufren un primer aborto y no debe infundir temor en las mujeres que lo experimentan. “Una mujer de hasta 35 años que sufre un aborto en el primer trimestre no tiene más posibilidades que otra de su misma edad de sufrir una nueva interrupción.

La naturaleza es muy sabia, y si detecta algún error en el embrión o el feto, interrumpe la gestación. El responsable de la pérdida es, por tanto, un error cromosómico. Lo que haya hecho o pueda no hacer la mujer gestante, poco tiene que ver en la mayoría de los casos. Ni correr, ni comer pescado crudo o acariciar un gato.. En mujeres menores de 35 años, probablemente el cuerpo ha detectado un error grave genético, no compatible con la vida.

El aborto de repetición

Sin embargo, si se producen más de dos abortos espontáneos entonces los médicos ya hablan de aborto de repetición. Algo no funciona bien y se debe estudiar  a fondo. El 60% de las parejas que nos visitan han pasado por esta estresante y decepcionante situación.

Un aborto de repetición se puede deber a alguna de estas situaciones:

  • Factores genéticos: un 5% de las parejas que tienen abortos de repetición presentan algún problema cromosómico en el cariotipo de alguno de los miembros que ambos desconocían. Por ello, antes de realizar un tratamiento de fecundación in vitro  incluimos en el estudio de la pareja el análisis del cariotipo.
  • Alteraciones uterinas:  miomas, septos o adherencias que se forman en el útero a veces como consecuencia de raspados anteriores, pueden ser la causa del aborto. Por ello es tan importante realizar periódicamente revisiones ginecológicas. Una vez solucionado este problema, tus posibilidades de tener un hijo son del 85%.
  • Factores endocrinos: la obesidad, el síndrome de ovarios poliquísticos o los niveles alterados de hormonas tiroideas o de glucosa también son elementos de riesgo. Tras evaluar tus analíticas, y en caso de padeceder alguno de estos trastornos, te derivaremos al especialista para poder estabilizarte y continuar con el tratamiento de reproducción asistida.
  • Inmunidad materna:  es fundamental en el momento de la implantación. Si ésta no se produce, es decir, si el organismo reacciona contra el embrión en vez de protegerlo- también puede haber abortos de repetición.
  • Trombofilias: existen varias patologías de la coagulación sanguínea que predisponen a la trombosis. Si los trombos se producen durante la formación de la placenta, esto puede causar abortos de repetición.
  • Factor masculino: la edad del varón —cuando supera los 45-50 años— es otro posible desencadenante de abortos de repetición. La mayor fragmentación del ADN de los espermatozoides es una causa de abortos recurrentes.

Nuestra unidad multidisciplinar especializada en abortos de repetición os realizará un estudio personalizado para descubrir qué está fallando y así poder determinar el mejor tratamiento para vosotros.  A menudo se recomienda un Diagnóstico Genético Preimpantacional.

El apoyo emocional tras un aborto

Pero más allá de conocer las causas médicas, es importante trabajar el duelo, poner nombre a las emociones, para poder continuar adelante. El aborto genera un duelo. Y socialmente no se asocia a la pérdida de un embrión o feto a la pérdida de un hijo. Es imprescindible poder hablar de la pérdida de un bebé en algún momento del embarazo, los hijos que nunca llegan a nacer. Hablar sin temor ni falsos mitos, acerca de una realidad que viven muchas parejas y para la que nadie está nunca preparado.

No existe ninguna palabra para definir a una madre que ha perdido a su hijo/a. Es un tema tan tabú. Y a menudo el entorno de la mujer no ayuda a que exprese su duelo. Comentarios como “no pasa nada o ya tendrás otro”, lejos de ayudar, lo único que hacen es silenciar el dolor y enterrarlo, de manera que se puede llegar a convertir en algo patológico.

Un duelo mal llevado puede convertirse en una depresión

Internet puede ser una de las herramientas. Superando un aborto es un buen foro  donde encontrarás información y apoyo. Contar con la ayuda profesional también te puede ayudar a procesar la pérdida. En CRA Clínica Sagrada Familia  te ofrecemos una aproximación holística, desde la vertiente psicológica, pero también con terapias naturales como la acupuntura y el mindfulness.

¿Necesitas ayuda?

¿Cuando te llamamos?    

Tratamiento:

Quiero:

He leído y acepto las Condiciones de uso  
Doy mi consentimiento para que Centre de Reproducció Asistida SL pueda remitirme comunicaciones comerciales  

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Llamar