Respondemos a tus dudas sobre la recepción de óvulos o espermatozoides

 

Las principales preocupaciones de las parejas que se someten a tratamientos de reproducción asistida con óvulos o espermatozoides ajenos están relacionadas con la genética. En la consulta las preguntas que nos realizan giran entorno al parecido familiar, la falta del vínculo genético y las posibles enfermedades hereditarias. “Hemos de tener en cuenta que nadie está preparado inicialmente para realizar este tipo de tratamientos de reproducción asistida con donación de gametos, semen u óvulos. Hay que superar un duelo por el hijo genético propio que no tendrán”, ha señalado la psicóloga especializada en ginecología, sexualidad y terapia de CRA Sagrada Familia, Montserrat Roca.

Características de personalidad y físicas como la talla, el peso, la constitución, el color de pelo o de ojos son aspectos que preocupan a los futuros padres y madres porque “los primeros comentarios que recibiran sobre el bebé estarán relacionados con su parecido a la madre o el padre”, explica la Dra. Roca.

Las garantías en el proceso de elección

Las clínicas de reproducción asistida estamos obligadas por ley a buscar la máxima compatibilidad física entre el receptor y el donante, lo que garantiza una mayor similitud del futuro del niño con sus progenitores.
En CRA Sagrada Familia utilizamos un ‘matching’ genético en sus tratamientos de donación y test que se realizan en el donante de óvulo y Semen con lo que descartamos, hoy en día, hasta más de 250 enfermedades hereditarias diferentes.
La Ley también obliga y garantiza el anonimato de los donantes de óvulos y de esperma, aunque sí existe la posibilidad de que si, por requerimiento médico, se necesitase obtener información importante sobre el donante esto se pueda hacer a través del centro médico.

Principales dudas en la recepción de gametos o embriones
La mayoría de personas que se someten a un tratamiento de reproducción asistida y necesitan de una donación de gametos (óvulos y/o espermatozoides) o embriones, a posteriori no tienen ningún problema. Las dudas y los miedos se desvanecen a medida que avanza el embarazo y desaparecen cuando tienen a su hijo en brazos. Los principales problemas y dudas están relacionados con motivos económicos y emocionales.
Durante el tratamiento, el embarazo y el primer año del bebé, las emociones de las parejas presenta cambios. En el momento inicial se suele sentir frustración, incertidumbre, tristeza, aunque también esperanza y alegría. A partir del embarazo, es cuando aparecen respuestas emocionales positivas.

No es un estigma social

“Donar óvulos y semen compensa y hay que romper con los tabúes sobre el tema; todos los reparos que las parejas tienen al principio están totalmente compensados cuando nace el niño, y las dudas se olvidan”, señala el co director de CRA Sagrada Familia, el Dr. Espinós, “la infertilidad no debe continuar siendo un estima social, lo padece un 15% de las parejas españolas en edad reproductiva”. La recepción de gametos o embriones abre las puertas a la maternidad a muchas mujeres que han retrasado el momento y que llegan a los 40 años con un problema de fertilidad.

 

¿ Tienes dudas sobre fertilidad y reproducción asistida?

¿ Quieres lograr ese embarazo tan deseado ?

Llámanos 93 51 17 100  1a visita gratuita

Port Relacionados

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Llamar