Discapacidad física y embarazo

Discapacidad física y embarazo

Discapacidad física y embarazo no son términos contrarios. Aunque las lesiones neurológicas afecten a todos los campos de actividad del paciente, y en muchas ocasiones provoquen alteraciones en el campo de la sexualidad y de la fertilidad, gracias a las técnicas de reproducción asistida, es posible conseguir el embarazo.

El mayor impedimento son los conflictos emocionales en las personas afectadas, tanto la persona con la discapacidad, su pareja o el entorno familiar. Es normal sentir miedo o sentirse desbordado/a por las circunstancias. Y, como en la mayoría de personas que están lidiando con la infertilidad, manifestar sentimientos de tristeza, culpa, ira, angustia, frustración o irritabilidad.

Más allá de la expectativa de conseguir el embarazo, es normal que las personas con discapacidad física se cuestionen sobre cómo van a sobrellevar el embarazo, el parto o las primeras semanas de crianza. Afortunadamente miles de hombres y mujeres con una discapacidad física, inicial o sobrevenida, han vivido la paternidad y la maternidad en plenitud y son un fantástico ejemplo.

Lesión medular  y embarazo

Desgraciadamente según las estadísticas, en España unas 1.000 personas al año sufren una lesión medular, tanto traumática como no traumática, que se traduce en una situación de tetraplejia o paraplejia. La edad media de estas personas oscila entre los 15 a 28 años, periodo de inicio de planes vitales y máxima plenitud reproductiva,

Afortunadamente, las nuevas tecnologías aplicadas a los tratamientos de fertilidad y reproducción asistida, así como los avances en el campo de la neurorehabilitación, hacen que muchas de estas personas seáis capaces de conseguir un embarazo y vivir una vida plena en el cuidado del bebé.

Fertilidad y hombre con discapacidad física

En el caso del hombre, que no dispone de funcionalidad en los miembros inferiores, la inseminación artificial es la solución más común i sencilla al problema de infertilidad, siempre que presente un seminograma normal.

Ante la dificultad o en algunos casos incapacidad para tener una erección, con la posterior dificultad en la eyaculación, se puede recurrir a tratamientos orales o intracavernosos que promueven la erección con la correspondiente eyaculación. Otra opción es una biopsia testicular, que es un proceso fácil, rápido y poco invasivo, y que nos permite obtener espermatozoides para posteriormente emplearlos en procesos como la inseminación artificial o la fecundación in vitro.

Fertilidad y mujer con discapacidad física

En el caso de la mujer con discapacidad por lesión medular traumática, si mantiene una buena reserva ovárica y no presenta ninguna patología reproductiva, es decir, su útero puede gestar un embarazo y albergar un embrión, las técnicas de reproducción asistida también son recomendables: inseminación artificial, con semen del donante o del cónyuge, o fecundación in vitro o ICSI

Antes de iniciar un tratamiento de fertilidad,  se recomienda que un especialista realice  un análisis neurológico de la mujer y  valore el nivel de afectación medular. Te recomendamos la lectura de la Guía de embarazo y parto para discapacitadas realizada por Judith Rogers.

Este manual ofrece información útil y completa a las mujeres con discapacidad que desean pasar por la experiencia de la maternidad. Su contenido se basa en la experiencia cotidiana de mujeres con discapacidad que que han elegido ser madres, así como en als aportaciones de las más recientes publicaciones especializadas y en entrevistas a expertos. El capítulo inicial describe los embarazos de las mujeres entrevistadas para este estudio, mostrando aspectos comunies de mujeres con distintas capacidades.

Incluye explicaciones sencillas de los diferentes tipos de discapcidad y descripciones de los cambios físicos que cada mujer vivió durante la gestación. Igualmente, brinda algunas reflexiones acerca de la necesidad de incrementar la cooperación entre las embarazadas y los equipos sanitarios que las atienden.

El libro también aborda muchas de las preguntas que debe hacerse una mujer que está pensando en tener hijos. así, revisa no sólo los efectos que el proceso de gestación puede tener sobre la salud de la madre y del niño, sino también otros problemas prácticos y emocionales. Posteriores capítulos contienen consejos sobre cómo seleccionar médico y hospital, qué especialistas deben ser consultados, y consejos de alimentación y ejercicio prenatales. La obra termina con información y consejos acerca del parto y las primeras semanas de crianza.

¿Necesitas ayuda?

¿Cuando te llamamos?    

Tratamiento:

Quiero:

He leído y acepto las Condiciones de uso  
Doy mi consentimiento para que Centre de Reproducció Asistida SL pueda remitirme comunicaciones comerciales  

Llamar