Dudas sobre la betaespera

dudas betaespera

A muchas personas les puede asustar escuchar la palabra “betaespera”. Para quienes no la conozcan, la llamada betaespera es el tiempo que pasa desde la inseminación o transferencia embrionaria hasta que se realiza la prueba de embarazo en sangre.

Cuando entras de lleno en todo lo relacionado con la reproducción asistida, al final esperas algo. Es una carrera de obstáculos. Siempre estás pendiente de una llamada o una visita del médico. Siempre te sientes en guardia.

No dejas de preguntarte si estás respondiendo a la estimulación, si los ovocitos estaban maduros, si habrás fecundado, si los embriones van a sobrevivir, si se descongelan, si estás o no embarazada.

Hay muchos manuales en Internet sobre cómo se puede afrontar la betaespera. Incluso se pueden encontrar diarios que hablan de cómo han transcurrido esos días interminables. También hay muchas recomendaciones sobre qué test de embarazo utilizar, cuáles son los test más fiables, cuáles tienen mejor precio, cómo comprar, etc.

Algunos consejos que hay que tener en cuenta para enfrentar la betaespera son los siguientes.

1. Trata de no pensar en ella

Aunque intentes entretenerte, no lograrás quitártela de la mente. Lo mejor es asumir desde el principio que habrá unos días más malos que otros. Hay que tratar de ponerles la mejor cara posible y gestionar bien las emociones. Cuando no se pueda, pues llorar ayuda mucho a liberar la frustración.

2. No dejes de moverte

Parece que mientras menos tiempo pases moviéndote, más tranquila estarás cuidando de tu embrión, ¿verdad? Pues no es así. El único reposo que hay que guardar son los 10 minutos que pasas en la clínica. Tienes que seguir haciendo una vida normal, aunque evidentemente, evitando las fiestas alocadas y todo tipo de excesos.

3. No hay que sumergirse

Durante la semana siguiente al tratamiento, hay que evitar sumergirse debido a que, si la cánula invade el cuello del útero, éste puede quedar algo permeable, por lo que no es bueno que entre nada de agua. Por otro lado, hay que esperar al menos 2 horas después de que se introduce el óvulo de progesterona hasta bañarse. De esta manera, se garantiza que nuestro cuerpo ha logrado absorberlo sin que el baño lo haya absorbido.

Esto no afecta para nada a la ducha, por inmersión nos referimos a introducirnos enteras en una masa de agua.

4. Permanece atenta a los síntomas de implantación o embarazo

Excepto cuando se produce sangrado por implantación, donde se puede pensar que está ocurriendo algo, no tiene por qué haber otros síntomas. Hay que entender todo lo que llevamos en el cuerpo y la progesterona que se toma durante esa etapa, es difícil distinguir los síntomas de ningún tipo. Se puede notar dolor de pecho, hinchazón, dolores de cabeza, pinchazos y dolores en diferentes partes del cuerpo, cambios de humor… Ningún ciclo será igual que otro, de modo que las comparaciones tampoco sirven de mucho.

Port Relacionados

% Comentarios (1)

[…] la cama, puedes estar en el sofá, hacer un pequeño paseo. Tómatelo con calma. Vienen 15 días de betaespera y es importante que estés lo máximo relajada […]

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Llamar