La epigenética en la donación de óvulos

epigenetica en la donacion de óvulos

La epigenética es la comunicación entre al madre gestante y el embrión antes de que se produzca la implantación, una comunicación que da lugar a modificaciones en el genoma del futuro bebé. La epigenética en la donación de óvulos nos explica el porqué muchos bebés nacidos gracias a la ovodonación se parecen a sus madres.

El primer estudio científico se publicó en el 2015 en la revista científica Development.  Llevado a cabo por la Fundación IVI, titulado Hsa-miR-30-d, secreted by the human endometrium, is taken up by the pre-implantation embryo and might modify its transcriptome, el estudio demuestra la comunicación entre el embrión y su futura madre, antes de que se produzca la implantación.

Se produce un  intercambio entre endometrio y embrión, algo que ya se sospechhaba por la coincidencia de algunos rasgos físicos entre madres e hijos de ovodonación, así como por la incidencia de enfermedades en los niños, relacionadas con patologías maternas durante la gestación como obesidad o diabetes mellitus de tipo II.

Esto demuestra la posibilidad  que la madre modifique la información genética de su hijo, aun cuando el óvulo es donado. El descubrimiento ayuda a echar abajo esas barreras emocionales que muchas mujeres y parejas experimentan cuando se ven obligadas a recurrir a un tratamiento de ovodonación para acceder a la maternidad biológica.

El estudio partía de la hipótesis de Baker, epidemiólogo inglés que en el 1990 dijo “lo que sucede en el útero materno es más importante que sucede tras el nacimiento”

Antes de la Implantación

La transmisión de moléculas entre gestante y embrión se produce antes de que este se implante en el endometrio. Esto es así porque cuando se produce la fecundación, el embrión tarda unos cinco días en trasladarse desde las Trompas de Falopio hasta la cavidad uterina. Una vez allí, la implantación no se produce hasta las siguientes 24 a 36 horas, momento en que se adhiere al endometrio.

Durante ese periodo de tiempo es cuando la gestante secreta su líquido endometrial con información genética que es tomada por el embrión, modificando así su desarrollo. Esta información no es otra que microARNs que se internalizan al embrión y lo modifican transcripcionalmente, lo que hace que se expresen proteínas que favorecen su implantación. Es como si la madre le dijera al embrión ‘mi endometrio está listo.

“Esta ‘comunicación’ puede provocar que en el embrión se expresen o se inhiban funciones específicas, como muestra la transmisión de diversas enfermedades tipo diabetes u obesidad”, afirman los autores del estudio.

Así, los investigadores concluyen que, sabiendo que existe esta transmisión, en el futuro se podrá detectar cómo cortarla acabando con las madres e hijos obesos o, en los países en los que se permite la subrogación de útero, darle más importancia al historial de hábitos previos de la gestante.

Algunas circunstancias de las mujeres, como el tabaquismo o la obesidad, acaban alterando sus células (incluidas las endometriales), lo cual ocasiona cambios también en el líquido endometrial, liberando información genética que tomará el embrión y que modificará su desarrollo.

 

Deja tu comentario

Debes estar conectado para dejar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Llamar