La preparación del endometrio en reproducción asistida

preparación del endometrio en reproducción asistida

La preparación del endometrio es clave en los tratamientos de reproducción asistida. El endometrio es la capa más interna del útero y juega un papel fundamental en el proceso de gestación y el embarazo.

La implantación del embrión en el endometrio se produce cuando han pasado unos 6 o 7 días de la fecundación y el embrión se encuentra en estadio de blastocisto. Para que esto ocurra, es necesario que haya una perfecta sincronización entre el embrión y el endometrio, es decir, tiene que haber receptividad endometrial.

Preparación del endometrio: el engrosamiento

El engrosamiento del endometrio es una de las funciones más características de este elemento del sistema reproductor femenino. Y aquí cabe destacar dos etapas diferentes que constituyen el ciclo en el endometrio:

  • Fase de proliferación: tiene lugar a partir del inicio del ciclo y hasta el día 14, que será cuando se produzca la ovulación. El endometrio aumenta a partir de estrógenos que regulan el grosor.
  • Fase de secreción: tras la fase de proliferación tiene lugar la fase de secreción, que pervivirá hasta el final del ciclo. Las glándulas endometriales se multiplican y aumentan su tamaño debido a la hormona progesterona.

Hay muchas investigaciones centradas en descubrir cuál es el grosor endometrial óptimo para que se logre la implantación del embrión. Así, en la mayoría  se ha llegado a la conclusión de que los 8 milímetros es lo ideal, mientras que un grosor por debajo de los 6 mm sería un mal indicativo, ya que implicaría un porcentaje alto de fallo de implantación.

No obstante, en el éxito de la implantación del embrión intervienen, además del grosor, otros factores, como pueden ser las citoquinas. Es esencial que haya entendimiento entre la mucosa existente en el útero y las células que no forman parte del embrión, para que este pueda implantar sin problemas.

El endometrio y los tratamientos de fertilidad

En los tratamientos de reproducción asistida nos centramos especialmente en la preparación endometrial para tener la máxima probabilidad de implantación. Para ello, se bloquea el control hormonal propio de la mujer y se administran hormonas externas. Lo hacemos mediante medicación a base de estrógenos y progesterona. Los estrógenos son administrados en parches o pastillas y la progesterona en forma de óvulos o pastillas vaginales.

La medicación administrada consta de varios pasos principales:

  • Primera fase: se bloquea la liberación hormonal natural por parte del ovario generalmente a través de anticonceptivos orales combinados (ACO) o también por medio de análogos de la GnRH. El ACO se administra durante un mes y, al día siguiente de terminar, se inicia directamente la segunda fase. Si decidimos optar por la opción de los análogos, estos se administran entre el primer y el tercer día del ciclo durante unos 5 días.
  • Segunda fase: consiste en la administración de estrógenos para favorecer el crecimiento del endometrio, imitando la liberación por parte del ovario cuando está madurando. Puede darse con parches o con pastillas. Lo habitual es empezar la toma entre el primer y el tercer día de ciclo.
  • Tercera fase: se receta a la mujer progesterona, generalmente en forma de óvulos vaginales, aunque también es posible darla por vía oral. Se suele administrar unos 3-5 días antes de la transferencia y hasta que su médico lo indique, aproximadamente entre la semana 12 y 20 de embarazo. Si no se logra el embarazo, se dejará la medicación.

En determinados casos, aconsejamos  post poner la transferencia del embrión en fresco,  a la espera de poder tener el endometrio en condiciones óptimas. La criopreservación de los embriones y la transferencia en diferido tiene incluso mejores tasas de éxito que en fresco.

¿Necesitas ayuda?

Rellena el formulario y te llamaremos.

¿Cuando te llamamos?    

Tratamiento:

Quiero:

He leído y acepto las Condiciones de uso  

Deja tu comentario

Debes estar conectado para dejar un comentario.

Llamar