Relaciones sexuales y embarazo en fecundación in vitro

Relaciones sexuales y embarazo en fecundación in vitro

Recientes estudios afirman que existe una relación directa entre relaciones sexuales y embarazo en fecundación in vitro. Te explicamos cómo afecta.

Lejos de lo que se pueda pensar, una pareja sin problemas de fertilidad puede necesitar hasta un año de relaciones sexuales regulares sin anticonceptivos para conseguir un embarazo espontáneo. Pero ¿qué pasa con las relaciones sexuales y el embarazo en una fecundación in vitro? ¿Puede ser perjudicial?

Es normal que surja esta duda o miedo. Además a veces, en determinadas fases del tratamiento de fertilidad, el mismo especialista en reproducción asistida recomienda abstenerse de mantener relaciones sexuales. Nos referimos en este caso de relaciones sexuales con penetración. En el caso de un orgasmo, sin  ningún tipo de penetración, no habría mayor riesgo.

Relaciones sexuales y FIV: mayor probabilidad de embarazo

Desde hace años se sabe que en ciclos de inseminación artificial, mantener relaciones sexuales después de la a inseminación ha demostrado incrementar de forma significativa las probabilidades de éxito. Pero en el caso de una fecundación in vitro, muchas clínicas incluyen en sus recomendaciones la abstinencia sexual durante los días previos y posteriores a la extracción de los óvulos.

Se debe al temor que mantener relaciones sexuales produzca una rotura folicular espontánea ( por el movimiento o la brusquedad de las mismas), sangrado tras la punción o gestación múltiple en los casos de transferencia en fresco. Sin embargo, recientes estudios revelan que el hecho de mantener relaciones sexuales durante un tratamiento de fecundación in vitro, o durante el proceso de reproducción asistida, no sólo es beneficioso para la salud emocional y psíquica de la pareja, sino que podría aumentar las probabilidades de conseguir el embarazo.

Un reciente estudio  indica que existe un efecto beneficioso en la probabilidad de embarazo por transferencia si se aplica plasma seminal a nivel de la vagina en el momento de la extracción de los óvulos o previo a la transferencia de los mismos. La explicación: existen substancias en el esperma que favorecen un ambiente uterino adecuado para la implantación del embrión.

Nos encontramos en etapas muy iniciales  de la investigación y sería prematuro definir el método adecuado para la aplicación del plasma seminal en los tratamientos de reproducción asistida, especialmente teniendo en cuenta los riesgos explicados anteriormente, pero estos hallazgos ofrecen un nuevo enfoque terapéutico que puede resultar especialmente interesante en pacientes con fallos de implantación.

¿Necesitas ayuda?

¿Cuando te llamamos?    

Tratamiento:

Quiero:

He leído y acepto las Condiciones de uso  
Doy mi consentimiento para que Centre de Reproducció Asistida SL pueda remitirme comunicaciones comerciales  

% Comentarios (1)

[…] nuevo, hay estudios que dicen que puede ser positivo. Pero de nuevo están basados en parejas heterosexuales con […]

Deja tu comentario

Debes estar conectado para dejar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Llamar