Selección embrionaria, factor clave para el éxito de la implantación

Pregnancy

Implantar un embrión en el útero materno es un proceso que complejo, puesto que necesita de un embrión sano y un endometrio receptivo. Además, es necesario que haya una buena comunicación entre ambos. Los fallos en la implantación embrionaria, que se producen cuando no se logra la gestación tras 2 o 3 transferencias con embriones de buena calidad, es un gran desafío en medicina reproductiva.

Para afrontar con mejores garantías la transferencia embrionaria, el Centro de Reproducción Asistida Sagrada Familia fuimos los pioneros en Cataluña en incorporar el test de selección embrionaria, en colaboración con la Universidad de Standford de Estados Unidos.

Mediante la selección embrionaria se eligen los mejores embriones, aumentando así las probabilidades de éxito, y reduciendo también la posibilidad de un embarazo múltiple, dado que no es necesario transferir tantos embriones.

¿Cómo funciona el test de selección embrionaria?

El sistema capta imágenes de los embriones en cultivo de forma continuada y las analiza mediante un software inteligente que identifica diferencias sutiles pero críticas en las divisiones celulares de los embriones en cultivo. Después, mediante un algoritmo en el que se incluyen todos los parámetros analizados, el sistema clasifica los embriones según su potencial de desarrollo. Así, con esta información predictiva, podemos seleccionar ya en las primeras fases de división, aquellos embriones con mayor potencial de implantación para realizar la transferencia.

Además de realizar un test de selección embrionaria,  también se debe valorar es la historia de la pareja, el factor de esterilidad, cirugías anteriores y cualquier otra circunstancia que haya podido perjudicar a la implantación de embriones.

Las razones del aborto de repetición son muchas veces multifactoriales y se encuentran relacionadas con diferentes tipos de patologías orgánicas de tipo genital. Malformaciones uterinas, miomas, infecciones, pólipos endometriales, etc.

Otro factor está relacionado con el incremento de las células Natural Killer, que son responsables de la defensa inmunológica y pueden destruir las células identificadas como extrañas. Puesto que el embrión tiene células diferentes a la madre, pueden reconocerlo como anormal y destruirlo.

No obstante, estos fallos de implantación pueden deberse a otras causas como enfermedades del útero, metabólicas, genéticas o problemas hormonales. Entre estos factores, destaca la influencia de los niveles de progesterona en los tratamientos de fecundación in vitro (FIV), como ocurre cuando se produce la estimulación ovárica y la prevalencia de trombofilias heredadas y adquiridas.

Port Relacionados

Deja tu comentario

Debes estar conectado para dejar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Llamar