Vuelve el instinto maternal: el segundo hijo por reproducción asistida

Las mujeres que estamos en tratamiento y las que ya tienen un hijo son más propensas a entender a las mujeres que quieren un segundo hijo por reproducción asistida. A pesar de una ya pueda tener un primer hijo y quererle mucho, a parte de invertir mucho dinero y años de su vida en él, no hay razón para no querer tener un segundo niño o niña, y volver a pasar por   un tratamiento de reproducción asistida.

Algunas mujeres, pese a lo complicado que resultó la primera vez, nos sentimos  impulsadas a buscar el segundo. Hay quien llega a la reproducción asistida tras un primer hijo que  se concebió de forma natural,  y el segundo necesita ayuda clínica.

¿Por qué no te entienden?

Algunas personas ven muy complicada la idea de tener un segundo hijo y lo consideran un lío. Sin embargo, tu tienes tus razones para querer hacerlo.

  • Has decidido hacerlo así, sin otra explicación.

  • Notas que en tu familia aún falta alguien.

  • Hay más espacio para tener dos o tres niños más.

  • Te gustaría que tu hijo crezca acompañado.

  • Si además de la crisis en la que estás, te quedas sin hijos, ¿qué te queda?

Aunque otras personas te repliquen, puedes contestarles con argumentos como estos.

  • Estar cansada no es un argumento para no hacerlo.

  • Si ya has tenido uno, ya sabes cómo funciona todo el proceso.

  • Nadie ha dicho que fuera fácil.

  • No te importa volver a meterte en asuntos de médicos porque estás motivada.

  • No te estás poniendo en peligro.

  • Quieres que tus hijos tengan hermanos.

Lo más complicado de contestar sin ponerse nerviosa es cuando se complica la búsqueda del segundo hijo y te plantean que ya tienes otro. No es lo mismo, sin embargo, estar buscando un segundo hijo que todavía no tener ninguno. Cuando ya tienes niños, al menos eres madre, pero lo que tú quieres es ser madre de más niños y ese sentimiento es tan válido y acuciante como el de la mujer que aún no ha tenido hijos.

No permitas que nadie te diga que le estamas pidiendo mucho a la vida.

¿Crees que te está ocurriendo esto? ¿Cómo respondes a las personas que te hacen comentarios que no te gustan?

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Llamar